Emociones con música

Emociónate. Déjate llevar por la música de las palabras. Hablar de las emociones que nos embargan y hacerlo con humor, puede ayudarnos a comprenderlas mejor. ¿Puedes imaginar la existencia de emociones con música?

Amador Moya, un librepensador

A. Moya

“No hay nostalgia peor que añorar los que nunca jamás sucedió” Joaquín Sabina.

Ahí afuera existe todo un mundo de emociones esperándote. Préstale atención y vívelo.

Algunas emociones con música

La Oscuridad

NADA

La oscuridad me rodea y paraliza mis sentidos.

Es un sueño, una pesadilla que me atrapa.

Busco con insistencia una salida del agujero,

pero no veo nada, no toco nada, no huelo nada…

Ni siquiera sé si es un agujero donde me encuentro.

Siento miedo, ¿miedo? Sí, el miedo me empapa.

Si al menos supiera dónde estoy… me digo con calma.

Poco a poco mi corazón encuentra sosiego,

y un rayo de luz siembra la esperanza a lo lejos.

Corro sin tocar el suelo en una carrera desesperada.

¿Alcanzaré la salida antes de que el telón sea bajado?

Doy un fuerte salto y respiro: al fin estoy salvado.

La luz me ciega, no veo nada, no toco nada, no huelo nada…

Me vuelvo y mi imagen se refleja en tus pupilas.

Como un imán me atrae el fondo de tus ojos negros;

solo entonces reconozco el abismo del que salgo.

La Luz

Las emociones siempre tienen que ver con el sol
Abro los ojos, la luz de la luna me acompaña.
El sol, celoso, no tarda.
Sin pausa, rellena los rincones de mi casa.
Los ojos lo observan: impertérrito, no descansa.
El cerebro necesita su luz, no se sacia.
Los párpados juegan con ella, me engañan.
Sin apenas darme cuenta, la tarde se pasa.
No quiero que te vayas, pero mi mente se apaga.

Palabras musicales

Las brujas siempre ligadas a las emociones.
 
 
Bruja. Hechicera de pelo plateado y sonrisa seductora, que captas mis pupilas sin siquiera mirarlas, sondeas mi alma sin acercarte, y despiertas mis sentidos sin despertarme.
No te alejes sembrando de niebla la mañana, el mediodía de lluvia y de invierno gris el alba. Prepara uno de tus secretos brebajes y engaña al sol sin que él sepa lo que haces.
Dile que venga de noche sin hacer ruido, que penetre hasta el último cajón del olvido, y que tenga la delicadeza de hacerlo sin avisarme.
Pero si el sol es terco y se resiste, ven junto a mí y trae ese brebaje, que me convierta en sol y así viaje, cada mañana hacia ti para tus labios acariciarte.

La Distancia.

Las emociones pueden desfigurar la distancia
Si me aproximo al cuadro, no lo veo; si me alejo, me impresiono.
Si me acerco a ti, me quemo; si me separo, te añoro.
Alguien dijo que era el olvido; yo no lo creo tampoco.
Espacio es lo que necesito; que abras la mano te imploro.
Déjame libre, amor mío; no estaré lejos de tu hombro.
Pero si aprietas el puño con ahínco, mi amor caerá al vacío, el espacio se volverá infinito y yo habré volado a lo hondo.

El tiempo

Las emociones no suelen durar en el tiempo
Cómo lo odio y lo amo.
No puedo vivir sin él: me mata y me da vida.
Siempre interponiéndose en mi camino, siempre entrometiéndose en lo que hago.
Lo ignoro mientras se me escapa de las manos.
Tampoco pienso en la muerte mientras, inexorable, se acerca.
Qué bonita es la vida cuando vas recorriendo sus rincones, comprendiendo su simpleza y desentrañando su misterio.
El tiempo; cómo lo odio y lo amo.

La Velociodad

Las emociones aceleran la velocidad
 
 
Viajo con tiempo para recorrer la distancia.
Recorro distancia con la ayuda del tiempo.
Hay velocidad a donde quiera que vaya.
Es movimiento, acción, la vida tiene ritmo, pero…
no me doy cuenta, me siento y el tren pasa.
Quiero llegar y no me acerco, corro y estoy lejos:
pierdo el objetivo sin saber lo que falla.
Busco a mi alrededor y no encuentro el tesoro,
solo impaciencia y el vacío que dejó la constancia.

Amador Moya

Todos los derechos reservados.

Suscríbete a mi página. Te mantendré informado.

No recibirás más de un correo/semana y podrás darte de baja cuando lo desees.

Mantenenos tus datos en privados. Lee nuestra política de privacidad en la parte inferior de la página.

Mente creativa

Hablemos del momento en el que la mente creativa vaga entre la realidad y la ficción, perdida sin control de…

El lenguaje inclusivo

En este mundo del «todo vale», nos empeñamos en juntar palabras que se excluyen entre sí para definir lo simple,…

¿Quién es el Delincuente?

El delincuente es una pieza imprescindible en la novela negra. Normalmente desempeñará el papel de antagonista: el malo que nos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *