Dime lo que lees y te diré cómo eres.

Me llamo Amador Fernández Moya y quiero que disfrutes de la lectura.

El principal objetivo de esta página es que te des cuenta de lo importante que eres.

Leo mucho. Leo durante horas porque leer me abre la mente, me ayuda a comprender lo que ocurre a mi alrededor y me hace más libre.

Leer me obliga a pensar. Mis temas preferidos son la filosofía y la psicología. El mundo de las emociones me apasiona.

Por supuesto que no siempre estoy de acuerdo con lo que leo. Tengo mi propio criterio. Cada palabra, cada página, cada libro forma mi opinión. Mi personalidad cambia, evoluciona, se forma.

No importa la edad que tengas, siempre hay un largo camino hacia delante. Te invito a recorrerlo siendo plenamente consciente de quién eres.

Cambia de opinión cuantas veces pienses que estás equivocado. No tengas miedo: rectificar es de sabios, ¿no?

Ejerce tu derecho a rectificar, a cambiar, porque eso te demostrará que estás vivo y que evolucionas. 

Lo más importante es que veas la vida a través de tus ojos.

Escribir obedece a una necesidad. Es la otra cara de la moneda. Cuando la mente se llena de ideas y las sientes con claridad, solo es cuestión de tiempo que busques expresarlas, ponerlas sobre un papel, transmitirlas. Es la necesidad de permanecer, de perpetuarse como otros antes ya lo hicieron.

No te engañes. Escribir también es un ejercicio doloroso. Es como un parto. Crear siempre duele. Luego llega el momento de corregir lo que has escrito y…

La corrección es un ejercicio de humildad, es el momento en el que aprendes de verdad, en el que te das cuenta que, aunque te pases toda la vida escribiendo, seguirás cometiendo errores. Como la vida misma, ¿no?

Te reto a que pruebes a escribir y te recomiendo que seas humilde corrigiéndote. Borges decía algo así como: «Publico para dejar de corregir». Maravillosa exageración muy cercana a la realidad.

Lo que más satisfacción me produce es decir lo que pienso. Sí, directamente, sin rodeos, lejos del márquetin y de lo políticamente correcto. Por este motivo, en esta página no pretendo venderte nada. Coge lo que te sirva y deja lo que no te interese: este es el pacto.

No busco que me des la razón. No quiero que pienses como yo; solo quiero que pienses y trato de ayudarte a que lo hagas.

 

La Novela Negra.

También escribo novela. La Novela Negra es el mundo de ficción que me permite expresar la realidad de lo que veo.

George Orwell decía que no entendía el negocio de escribir si no había implícita una crítica social; yo tampoco.

Este maravilloso género es social, es crítico, es real, es crudo y es ficción. No hay límites a la maravillosa y creativa exageración. 

En nuestro mundo, en el real, existe una fina línea que separa lo legal de lo que no lo es. Esa parte: la que no es legal, la que esta bajo la línea, es un inmenso pozo negro que puede atraparte en cualquier momento.

No pienses que estás por encima de él. No cometas ese error y mantente en guardia.

Recuerda: siempre a través de tus ojos. Los errores propios son más fáciles de superar.

Lee y sé un librepensador.

Amador Moya

 

Si te ha quedado alguna duda, utiliza el formulario de contacto. Puedes compartir opiniones o ideas para debatir o desarrollar; un poco de ayuda nunca viene mal.

Si deseas suscribirte  a la página, el formulario lo encontrarás debajo.

Suscríbete a mi página. Te mantendré informado.

No recibirás más de un correo/semana y podrás darte de baja cuando lo desees.

Mantenenos tus datos en privados. Lee nuestra política de privacidad en la parte inferior de la página.
allan-poe-cuentos.jpg

Allan Poe

¿Locura del genio o la genialidad del loco? Allan Poe. Descubre los orígenes de la Novel Negra. Dominio del lenguaje…
emociones con música

Emociones con música

Emociónate. Déjate llevar por la música de las palabras. Hablar de las emociones que nos embargan y hacerlo con humor,…
librepensamiento

Libertad de pensamiento

La libertad de pensamiento es una cualidad del ser H. que se entrena. El Librepensador no nace, sino que se…